Clinica Odontológica
Dr. García - Velasco
Paseo de la Independencia Nº27
Zaragoza 976 219177

Blog

CAUSAS DEL MAL ALIENTO

CAUSAS DEL MAL ALIENTO

La halitosis y el mal aliento se diferencian según el origen del mal olor. La halitosis se refiere al mal olor despedido por la boca debido a problemas sistémicos u orgánicos como sinusitis, esofagitis, diabetes, enfermedad renal, hepática, cáncer de pulmón y gastritis; y equivale a un 8% de los casos. Mientras que el mal aliento es el mal olor que tiene su origen a nivel oral, provocado por bacterias y equivale a un 90 % de los casos.

Más del 50% de las personas lo padecen en algún momento de su vida. Es muy frecuente presentar mal aliento al despertar por las mañanas, debido a que la boca ha estado muchas horas en reposo y la producción de saliva es escasa, favoreciendo la proliferación bacteriana.

En la cavidad oral habitan bacterias anaeróbias a nivel de espacios interproximales (entre los dientes), parte posterior de la garganta, sacos periodontales y tercio posterior de la lengua. Estas bacterias se encargan de la descomposición de los restos de alimentos que ingerimos, desdoblan las proteínas y producen aminoácidos específicos que se convierten en compuestos volátiles mal olientes, llamados CVS (Compuestos Volátiles Sulfonados). Estos compuestos se producen en forma exagerada en los casos de gingivitis y periodontitis.

Según la dieta que tengamos y la calidad de higiene oral que mantengamos, favorecemos en mayor o menor medida las condiciones necesarias para que estas bacterias produzcan sus CVS, causantes del mal aliento.

Lo más importante, es detectar el origen del mal aliento y tratarlo como corresponda. Por ello, debemos tener en cuenta:

  • Evitar el tabaco, alcohol, café y alimentos de intenso olor y sabor
  • Ingerir abundante agua para favorecer la producción de saliva, que tiene propiedades antisépticas y mantiene limpia y lubricada la cavidad oral
  • Consumir alimentos como manzana, zanahoria, pera, sandía, kiwi y apio. Las hiervas aromáticas como perejil, eucalipto, romero, albahaca o menta, ayudan a contrarrestar el efecto de comidas con mucho ajo o cebolla
  • Consumir yogur, ya que disminuye la cantidad de sulfuro de hidrógeno presente en la boca, queso (especialmente Cheddar) cuya grasa combate los ácidos de las comidas y equilibra el pH, y jengibre en trozos, que neutraliza los olores de la boca
  • Cepillar muy bien los dientes y la lengua para eliminar cualquier resto alimentario y usar pasta de dientes que contenga flúor
  • Usar colutorios que contengan agentes antisépticos, pero nunca sustituirlos por un buen cepillado
  • Usar la seda dental después de las comidas y antes del cepillado
  • Masticar chicle sin azúcar pata favorecer la salivación y sobretodo, en los casos en que no podemos cepillarnos en el momento
  • Después de las comidas masticar un trozo de limón con cáscara
  • No tener muchas horas de ayuno ya que favorecen la sequedad de la boca
  • Acudir al odontólogo con regularidad para eliminar el sarro y placa bacteriana, tratar las caries, extraer piezas en mal estado y mantener en condiciones óptimas las prótesis dentales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies