Clinica Odontológica
Dr. García - Velasco
Paseo de la Independencia Nº27
Zaragoza 976 219177

Blog

EFECTO DEL AZÚCAR EN LOS DIENTES

EFECTO DEL AZÚCAR EN LOS DIENTES

El azúcar se obtiene a través de un proceso químico del jugo de caña o de remolacha. Tiene efectos psicológicos (una leve euforia tras su ingesta y mientras se absorbe), lo que crea cierta  dependencia.

El azúcar es la fuente de energía para que  las bacterias que habitan en nuestra boca, produzcan ácido que es el causante de las caries.

Como sabemos, la placa bacteriana en una película que recubre los dientes y las encías. Está en continua formación y sólo se elimina cuando cepillamos los dientes y pasamos el hilo dental entre ellos. Cuando la placa se  acumula y se pone en contacto con el azúcar, se forma ácido que ataca a los dientes  erosionando, debilitando y perforando el esmalte.

En este proceso intervienen varios factores tales como:

  • La concentración de azúcar
  • El tiempo de exposición
  • La frecuencia con la que se ingiere
  • La cantidad de placa bacteriana presente
  • La calidad y acción de la saliva para diluir el contenido de la boca y neutralizar los ácidos

Los refrescos son las mayores fuentes de azúcares. Si estamos constantemente consumiendo este tipo de bebidas, estamos exponiendo los dientes al ataque continuo de ácido,  lo que  hace que  aumente la predisposición de formación de caries.

Entre los grupos de mayor riesgo  de sufrir caries están los niños (por malos hábitos alimenticios), las embarazadas (por cambios hormonales)  y los mayores de 40 años (por deterioro normal del esmalte).

Es muy importante  aumentar la ingesta de frutas y verduras que contienen más cantidad de agua y menos de azúcares, además de estimular la salivación que ayuda a eliminar restos de comida y amortiguar el efecto del ácido. Debemos consumir menos alimentos procesados y más naturales. Como por ejemplo sustituir el azúcar por la miel que es natural  y contiene: calcio que nutre y fortalece los dientes y huesos, hierro que enriquece los glóbulos rojos, vitaminas, fósforo, glucosa y fructosa, enzimas, proteínas, entre otros.

La OMS recomienda consumir no más del 10% del aporte calórico diario. Lo que equivale a 50 g de azúcar al día en un adulto medio de peso normal.

No solamente a nivel oral el azúcar es perjudicial, sino que a nivel de todo el sistema. Es causante de obesidad, diabetes y dislipidemias, que pueden reducirse notablemente simplemente con cambiar los hábitos alimenticios. Reducir o eliminar de nuestra dieta el consumo de azucares refinados y carbohidratos, y aumentar la ingesta de frutas y verduras. Realizar una buena higiene oral diaria y como mínimo una vez al año acudir al dentista para una revisión y una higiene profesional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies